Juan Carlos Incoronato es un tipazo, un zorro viejo de la fotografía, el cine, el teatro y la televisión en Venezuela. Fue también docente hasta que se jubiló del Colegio Universitario de Caracas.

Podemos escribir sobre Juan desde varias perspectivas, pero hoy elijo hacerlo desde la narrativa de su pasión. Juan es apasionado eterno con el momento.

-¿Con el momento?, me preguntas mientras lees, ¿es que acaso cómo si se enamorara uno de un momento y luego se enamora del minuto que sigue y luego pasa la calle y está enamorado del taller de motos? y te respondo que si.

Juan es la única persona que conozco que se enamora de lo que esta viviendo en cada momento, pero que además es tan leal con sus amores que los retrata y luego los revive con una fortaleza total. Así que es un fotógrafo apasionado y un apasionado de vivir.

Juan se enamora de los rostros que aparecen en una ventana de despacho y disfruta de los colores de su ropa y les sonríe, los retrata y se aprende los nombres y se empieza a conocer su vida de a preguntitas de esas que van a la torre, a la mera madre de las personas. Allí donde hace esas fotos, e dicen “el tío”

El Tío – Juan Carlos

Resulta que Incoronato, es un apasionado de la comida, así que emprendió con restaurantes y comedores desde muy joven, se hizo cocinero, cheff, empresario, comprador y vendedor de comida y su sobrino, le heredó el swing, así que montó unos restaurantes y una fábrica de embutidos y Juan, ahora, se la pasa en la fábrica, cuidando cuentas, retratando gente, vendiendo y regalando comida a los más necesitados.

Su capacidad de amar es, si dudas, lo que hace que la gente lo reciba en sus familias, para cuando escribo este post Agosto de 2022, a Juan Carlos lo conoce media parroquia Antímano como: El Tío.

Pero mira que el buen tío, al mismo tiempo es un empresario con el arranque diario de hacer un documental, porque eso es lo de él, documentar cada momento que vive y de lo que se acuerda. A sus sesenta años, ha pasado por un montón de espacios y lo ha documentado como fotoperiodista, no de los que explota Trapiello, sino como un narrador de la construcción, por ejemplo del tendido del sistema eléctrico nacional, las hidroeléctricas, las termoeléctricas, la explotación de gas, petróleo, el teatro venezolano en todas sus expresiones, de pinta caritas hasta las más grandes salas tienen colado al Tío con una cámara, enamorado del momento artístico y de una actriz, su musa definitiva y su heroína Irabé Seguias.

Una mesa para todos

La casa de Juan, es en donde esté. Y quienes le queremos sabemos que es así, sabemos que este italiano le va a dar comida a todos los que estén con él, aqui nadie se va sin comer, va a preparar comida y va a discutir porque él es el que va a cocinar, la verdad, cocina como los ángeles y que jode (mucho, en venezolano)

Juan en Whatsapp

Desde que Incoronato le pusieron un teléfono inteligente en las manos encontró una forma de manifestar su pasión, esa del momento que te hablo, para poderla compartir, así que se hizo de una nube de fotos de tiempos totales, en ese teléfono debe tener las fotos que le hizo a José Gregorio Hernández cuando empezó en el seminario.

Así que a diario renueva su trabajo en una red social privada, de uno a uno, a cada amigo le envía una foto que no recordaba que existía, de aquella noche con las mascaras de luchadores, a la filmación de la película y la del amigo que ya no está, cuando en aquel momento, era feliz; y quiero decir que era feliz el amigo, el fotógrafo, quienes estábamos ahí y quienes no estábamos y nos apasionamos con Juan en ese momento que es fue y es su pasión y como constante factorial no termina jamás.

Un reconocimiento a Juan

Con motivo del día del fotógrafo, el Concejo Municipal de Caracas y el Centro Nacional de estudios de la Fotografía (CENAF) le dieron un merecido reconocimiento a Juan Carlos Incoronato, es un papelito, es un estamos ahí y eres importante. Una mención importante al compañero Orlando Ugueto, justo del Cenaf por su consecuencia con JUan.

Así, Juan es y será un amigo imprescriptible, un valiente, un leal y un atolondrado enamorado del momento. Hoy celebramos que ya hace un año venció al Covid y que lo tenemos apasionado a diario por el momento que está, en donde está y con quien está.

Buena suerte tenemos los que solemos estar junto a él.

2 Responses

  1. Que belleza. A Juan lo conozco de hace años y es más que una buena persona, con un corazón grande y siempre dispuesto a dar. Lo quiero mucho y siempre que Dios lo bendiga a él a su esposa y familias. Una gran amiga de la vida. DV

  2. Es una persona maravillosa en todas sus palabras me alegra mucho conocerle ❤️‍🩹

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *