Soy fotógrafo, un oficio que adopté más tarde en mi vida. Siempre creí que trabajos de tal magnitud debían ser realizados por profesionales: individuos especiales con lentes extraordinarias y el talento para seleccionar y capturar la imagen y el momento precisos, y si es necesario, editarlos.

Cómo inicié como fotógrafo


Después de colocar una lámpara aquí y allá, de pedir que me tomaran una foto en esta o aquella habitación… donde el inmenso neumático del camión se acercaba a la pelota, pensé… espera, dame la cámara, hagámoslo de esta manera.

Allí se le salió la rueda a la carreta, una inquietud que se hizo pasión, carrera y forma de vivir.

¿Por qué retrato?

Prefiero trabajar en el género del retrato dentro de la fotografía. Así que hablemos más de retratos que de paisajes. Sin embargo, si el color, las líneas y las formas se presentan, no dudo en hacer paisajes.

El fotoperiodismo

En un par de ocasiones, he tenido la oportunidad de combinar el periodismo con la captura de imágenes de los acontecimientos. Es una experiencia fascinante, te sumerges en lo que está sucediendo y quieres contar todo.

Y ahora, a las Redes Sociales, las social Media, las vitácoras del ego y del mundo comercial global. Pues me ha tocado producir para estas maravillas de la creación de contenidos. Ahí se pone divertido, videos, camaras lentas, ediciones creativas, discursos… y fotografías por decenas de miles.

Como dicen en casa de herrero… no suelo publicar en lo que trabajo, lo acostumbré como periodista, por el sentido ético de ser discreto con el trabajo. Esto ha cambiado, ahora los comunicadores deben trabajar su marca personal y que se sepa en qué andan.

Yo no me acostumbro a publicar a diario mis cosas y creo que nunca lo haré. Aunque aquí una micro colección de algunas cosas.

En la era de las redes sociales, esta es una parte interesante de mi trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *